No. 3 La ventana de johari como espectro de comunicación

   
 
Introducción
¿Qué se entiende por comunicarse?
Elementos constitutivos de la comunicación
Filtros y selección de contenidos
Los dobles mensajes y el espectro de distorsión
La ventana de johari como espectro de comunicación
La ventana de johari y los niveles de comunicación
Retroalimentación o feed-back
Comunicación defensiva
Los riesgos de la comunicación
Epílogo
Bibliografía recomendada
La ventana de johari como espectro de comunicación

Todos los que hemos cursado los estudios universitarios en Psicología nos hemos preguntado aquello de quién es ese tal Johari. Pues bien, al final descubrimos que no es ningún eminente investigador, ni siquiera existe.

La ventana de Johari es un constructo o modelo que resulta extremadamente útil para realizar una aproximación al fenómeno de la COMUNICACION y analizar la dinámica de las relaciones interpersonales, Johari no es más que una palabra inventado por los autores de esta teoría que corresponde a las primeras letras de sus nombres. Estos investigadores fueron Joseph Luft y Harry Ingham. Este modelo ha alcanzado una gran popularidad dentro de la investigación psicosocial de la COMUNICACION.

El ser humano es un todo y funciona siempre como una unidad. Pero según la teoría de Luft e Ingham (en adelante Johari) al ser humano se le divide en cuatro partes o ventanas. No quiere decir que sean cuatro partes sumadas, sino que es una manera teórica de facilitar el análisis de la COMUNICACION del hombre.

Según Johari, se ha de efectuar una doble entrada, es decir, dos variables: el YO y los OTROS. Los valores que tornan estas dos variables quedarían marcados por el aspecto más o menos público de los contenidos, es decir, los aspectos que son conocidos o no del YO por mí mismo, y los aspectos que son conocidos o no de mi YO por parte de los OTROS.

De esta manera obtenemos cuatro áreas. Hay partes de la persona que esa persona conoce de sí misma (áreas A y B). Hay partes de la persona que no conoce de sí misma (áreas C y D). De igual manera, hay partes que los demás conocen de una persona (áreas A y C) y partes que los demás desconocen de una persona (áreas B y D. El área A es conocida por la persona y su interlocutor, el área B es conocida solamente por la persona en sí, el área C es conocida solamente por el interlocutor y el área D no es conocida por nadie, ni siquiera la persona misma Se debe tener en cuenta, antes de empezar con más detalle para cada una de las áreas, que este conocer es relativo y que además no existen límites definidos entre un área u otra. Hay contenidos que, aunque pertenezcan a un área determinada, pueden asomarse a las otras.

AREA A

Este área es conocida como el Yo Abierto. En esta ventana se incluyen todos los contenidos y elementos que son de fácil acceso para la persona y para los demás. Este es, fundamentalmente, un mundo de datos, ideas, temas, opiniones... pero que no se tienen por qué ocultar. Los otros conocen de la persona su raza, sexo, las aficiones en el grupo al que pertenece... es decir, todo aquello que es obvio, pero también aquellos elementos que son comunicados con facilidad en una con versación casual como opiniones y deseos manifestados. Esta ventana fue denominada por Luft como AREA DE LIBRE ACTIVIDAD.

AREA B

A esta ventana se le conoce corno el Yo Oculto o Evitado. Entra aquí todo el mundo de los sentimientos. experiencias íntimas, deseos... En un principio, el contenido de este área es sólo conocido par la persona en sí y que cuando se comunica, se hace con dificultad. A esta ventana pertenecerían aquellos elementos no decibles. Existen situaciones en que los contenidos de este área B pasan al área A y son comunicados. Los sentimientos, ideas, opiniones, motivaciones, presentes en la zona B que más básicamente se comunican a los demás son todo aquello que tiene que ver con el aquí y ahora, con la situación presente. Aunque los elementos personales sean muy intensos, siempre van a ser más fácilmente comunicables que trivialidades del aquí y ahora pero que tengan que ver con el otro, Por ejemplo, resulta más fácil de comunicar que "odias a tu esposa" que comunicar al otro que "te molesta el olor de sus pies".

AREA C

Tenemos en esta zona el llamado Yo Ciego o Desconcertante. Podríamos referirnos a la moraleja del Caso Práctico el No 2 de EXCELENCIAS DE LA FORMACON que decía que no hay mayor ciego que el que no quiere ver. En este área se encuentra todo lo que los demás ven en la persona y la persona no ve en ella. Serían las impresiones que se causan a los demás y el impacto con que la conducta de una persona afecta a las demás. Fundamentalmente estos aspectos se comunican a través de un lenguaje no verbal y que el otro descodifica mejor que nosotros mismos. Este es un campo de COMUNICACION muy a tener en cuenta en las relaciones laborales, además de las sociales. En este área se encuentran los sentimientos de superioridad?inferioridad, liderazgo?sumisión, necesidad de controlar, la avidez, que pueden estar en con tradición con la imagen propia que posee la persona misma. Estos elementos son filtrados y se comunican siempre de manera no consciente, aunque el receptor los va a percibir con toda claridad. Se le denomina también DESCONCERTANTE porque cuando el otro nos devuelve el mensaje mediante un proceso de retroalimentación, nos desconcierta en el equilibrio interior y en ese momento tendemos a utilizar los mecanismos de defensa para protegernos de una agresión. Las defensas más utilizadas en estos casos son la negación simple (yo no soy así como tú dices que soy) y la racionalización (no es que sea un cobarde, lo que pasa es que soy prudente). Debemos ser conscientes que nuestras defensas para con nosotros mismos no nos dejan ver este campo de elementos personales. Los demás los ven con mayor facilidad.

AREA D

Este sería el llamado Ya Desconocido. Entraría dentro de¡ campo de análisis de lo que la teoría psicoanalítica denomina como el INCONSCIENTE. Aquí se encuentran los impulsos profundos, las motivaciones ocultas, elementos y experiencias relegados de la conciencia, Siempre se desconoce el contenido de esta ventana, pero no faltan indicios que ponen de manifiesto su existencia, El especialista en la mente humana sería el encargado de ayudar a un paciente a pasar de esta zona oculta a la zona consciente aquellos elementos que están condicionando su adaptación al medio.

Estas cuatro áreas interaccionan entre sí. Retornemos de nuevo la idea de que el hombre es un todo. De esta manera, aunque para facilitamos el análisis la Teoría de Johari efectúa la división en las cuatro ventanas, cualquier cambio que se produzca en una de ellas afectará a todas las demás. Por ejemplo, si aumenta el volumen del YO ABIERTO disminuirá el contenido del YO OCULTO y probablemente se pueda percivir un clima que permita a la persona conocer algo más de su YO CIEGO.

Cuanto mayor sea la ventana del YO ABIERTO, en relación con las otras zonas, más y mejor se conocerá a la persona, menos barreras tendrá para el contacto con los demás y la COMUNICACION será más madura. Clínicamente hablando, el fruto del proceso es la maduración del ser humano como individuo total, De este modo se puede hablar del valor terapéutico que tiene la COMUNICACION interpersonal.

 

Tips

Mexico city is at the moment the second metropolis more populated with the world with 22,5 million inhabitants. Only Tokyo has more inhabitants.