Valle de Uco, estrella de enoturismo y ofertas de alta gama

Imagen: 

El Valle de Uco se encuentra a los pies de la Cordillera de los Andes, donde las montañas y los bellos paisajes seducen tanto a turistas nacionales como extranjeros, quienes visitan esta zona ideal para el turismo de aventura, naturaleza y los servicios de alta gama, así como para experimentar los típicos sabores y aromas de los vinos de altura.
Cada vino, cada bodega, cada parcela tiene su porqué y su historia, conocer Valle de Uco, estrella del enoturismo en la provincia argentina de Mendoza, constituye una experiencia que colmará el gusto y otros sentidos del viajero al llegar a este destino, donde los viñedos recortados contra las montañas representan una bella postal de presentación.

 

Paisaje  Tunuyan ( Créditos de la imagen : Visit Argentina)

La distancia entre Buenos Aires y Valle de Uco por carretera es de 1136.9 km, aproximadamente 12 horas conduciendo, por lo que la vía más rápida y cómoda de llegar es mediante un vuelo desde la capital argentina hasta el Aeropuerto de Mendoza.
Arribar allí por la mítica Ruta 40 del gran portal turístico que lo recorre, admirar los viñedos, visitar la bodegas familiares y artesanales, así como otras que se inscriben entre las más modernas y fastuosas del mundo construidas por reconocidos inversores nacionales y extranjeros, es una experiencia que dejará recuerdos inolvidables.
A la par que se conocen detalles del proceso de elaboración del vino se puede hacer una degustación y sentir el aroma y el deleite que enaltece el paladar al saborearlo.
Si planeas viajar a este destino para disfrutar del enoturismo, es oportuno que definas si lo harás por una agencia de viajes o en el bus vitivinícola, en ese caso las bodegas a visitar ya están definidas de antemano, pero si el recorrido es por tu cuenta será importante saber que hay bodegas que forman parte de los circuitos tradicionales a las cuales es muy fácil llegar y otras más alejadas como Finca La Celia, Bodegas Fournier o Zuccardi Piedra Infinita.
Interesante resulta, sin dudas, visitar esta última, ya que ha sido seleccionada como la mejor bodega del mundo en 2019 y 2020 por The World’s Best Vineyards.

Zuccardi Piedra Infinita ( Créditos de la imagen Visit Argentina)

Otras bodegas recomendadas son Andeluna, DiamAndes, Monteviejo y The Vines, en donde se encuentra el famoso restaurante de Francis Mallman llamado “Siete Fuegos”.
Vale recordar que desde finales del siglo XIX esa región ha crecido en torno a la fruticultura como su principal actividad que genera una producción de la vid, estrella de esa zona, con la producción de vinos de todos los tipos y de las más altas calidades como industria asociada.
El clima frío, diferencias extremas de temperatura entre el día y la noche, la gran altitud y los suelos que gozan de la hidratación favorecida por numerosos arroyos de deshielo fresco que riegan la tierra fértil, destacan como factores que influyen en su definición de lugar único y privilegiado para el cultivo de la vid.
Alli se destacan las variedades de Semillón y Malbec, las cuales tienen resultados de inigualables calidad para la producción de vinos cotizados a nivel mundial.
Hay cepas como Chardonnay y Cabernet Sauvignon. Pero también vinos Malbec de notas muy florales, frescos y taninos firmes. En esta región se obtienen vinos de gran acidez natural y muy buen potencial de añejamiento.

En esta joya mendocina el enoturismo ha logrado instituirse como un segmento muy marcado, de alta gama, con un buen flujo de turistas que disfrutan además de la tradicional Fiesta de la Vendimia de una infraestructura hotelera que garantizan un plus de confort y una estancia feliz al contar con hoteles cinco estrellas vinculados con las bodegas mediante habitaciones enclavadas en medio de los viñedos, entre otras ofertas.
En Valle de Uco se puede disfrutar del turismo de aventura, religioso, cultural, rural, de naturaleza y los Caminos del Vino, que son sin dudas una propuesta muy atractiva en la que la gastronomía gourmet se combina con la oferta de vinos consagrados y alojamientos temáticos que de conjunto aseguran una adorable estancia.
Entre las sugerencias figura La Casa de Uco Vineyards & Wine Hotel, ubicada en el camino al Manzano Histórico, en Tunuyán, de 320 hectáreas con extensos viñedos y un lago. Tiene siete habitaciones y nueve suites, en un clima de privacidad y confort excepcional.