Junkanoo

  • Sharebar
    Imagen: 

    El carnaval Junkanoo, de Bahamas, atrae a los turistas que tienen la oportunidad de conocer las tradiciones de esa región del Caribe, disfrutar de la música y del colorido de esas fiestas que se desarrollan del 26 de diciembre y el 1 de enero en la capital, Nassau.

    El ritmo al compás de los tambores y los desfiles de personas ataviadas con trajes de colores, brillos y máscaras matizan el bullicio en plena calle en esas fiestas tan arraigadas en la cultura de Bahamas.

    El desfile se sitúa en el centro de la ciudad, y recorre los atajos durante la noche, entre las 2 de la mañana y las 10, siendo una auténtica fiesta callejera. Al finalizar, unos jueces son los encargados de escoger la mejor música, la mejor presentación de comparsas e incluso el mejor vestuario, por lo que los ropajes también son dignos de admirar y muy llamativos.

    En el carnaval Junkanoo participan más de siete mil bahameños y de ellos unos mil 200 son músicos. Ellos bailan ataviados con plumas y lentejuelas al ritmo de compases africanos.

    El ritmo está marcado por la música junkanoo, de origen africano y que tomó como punto de partida la llegada de los esclavos negros a esas islas.

    Las manifestaciones del carnaval Junkanoo son típicas de la época navideña, pero las autoridades locales han querido extender los desfiles de finales de diciembre y principios de enero a mayo para incluir a Bahamas en el circuito de carnavales de la región del Caribe, en un intento de que lleguen más turistas a Nueva Providencia y el resto de islas.

    Sobre sus orígenes hay diversas versiones, sus comienzos se podrían fundamentar en la época de la esclavitud, en el siglo XVIII a muchos esclavos se les concedía tres días de descanso por Navidad. Estas pequeñas vacaciones las celebraban cantando y bailando con máscaras coloridas, en el único momento de libertad que podían tener.