Habana Vieja, cada piedra de sus añejos edificios tienen la impronta de Eusebio Leal

  • Sharebar
    Imagen: 

    Por Caribe Insider

    La Habana Vieja es uno de los municipios de la capital cubana que atesora el casco histórico de la ciudad, cada piedra de sus añejos edificios tienen la impronta de Eusebio Leal, quien dedicó todos sus esfuerzos a las labores de restauración de importantes construcciones coloniales, que le valieron para ser declarado en 1982 por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

    La Habana, en sus inicios, se desarrolló alrededor de cinco grandes plazas: La plaza de Armas o Mayor, la de San Francisco, la Ciénaga, del Santo Cristo y la Nueva, por todos conocida como Plaza Vieja, que aún se mantienen y atraen a los turistas que caminan por sus calles.

    En La Habana Vieja cada piedra de sus añejos edificios, bien sea de arquitectura ecléctica, barroca, neoclásica o de otro tipo han sido testigos de muchos acontecimientos históricos, sociales y culturales, que han quedado registrados para siempre y matizan el decursar de sus 500 años.

    Hay construcciones de los siglos XVII, XVIII y XIX e incluso algunas de las primeras décadas del siglo XX. La Habana Vieja está circundada por una parte del Malecón, un espacioso banco salpicado por las espumosas olas de la bahía habanera, donde se sientan los enamorados y los que turistas se interesan por descubrir lo más emblemático de esta ciudad cubana.

    Destaca entre los lugares de interés El Templete, sitio donde se ofició la primera misa y hay una ceiba alrededor de la cual los creyentes y también los ateos dan tres vueltas al árbol y piden en silencio un deseo, con la esperanza de que se haga realidad cada vez que la ciudad celebra un aniversario el 16 de noviembre.

    Famoso y visitado a diario por personalidades y viajeros en general es el bar-restaurante Floridita, en lo más emblemático de la Habana Vieja, nació hace dos siglos y allí se ofertan además de 16 tipos diferentes de daiquirí, platillos muy gustosos a base de pescados y mariscos. Con atractivos muy singulares se erige también La Bodeguita del Medio a solo unos metros de la Catedral, donde se puede degustar el famoso mojito con el ron Habana Club como ingrediente fundamental.

    Existen calles que se han transformado en bulevares como Obispo, donde el ir y venir de la gente es continuo. Hostales, hoteles y casas de renta están ubicados en La Habana Vieja, un destino turístico al cual acuden tanto los turistas que arriban por avión a la capital cubana, como los que llegan mediante los cruceros que atracan en la bahía.

    Tips

    La isla de Dominica fue colonia británica durante más de un siglo, y en la actualidad es miembro de la mancomunidad, pero ha conservado su carácter criollo francés.