Cayo Santa María, con más de 30 opciones recreativas

  • Sharebar
    Imagen: 

    Cayo Santa María, en la región centro-norte de Cuba, constituye una excelente propuesta del turismo en la isla caribeña y uno de los puntos de recreo más sobresalientes, con muchos viajeros repitientes, sobre todo europeos que visitan ya en este verano este destino abierto al turismo internacional.
    Este lugar paradisíaco destaca por la conservación del medio ambiente y una estructura hotelera y de servicios que sorprende a los más exigentes, en la combinación perfecta de paisaje y comodidades, así como una náutica recreativa de altos niveles.
    Cayo Santa María, con sus islotes de arenas blancas y aguas sumamente limpias, comparte esta característica con otros cayos no menos famosos de su derredor, como Ensenachos y Las Brujas, sugestivos nombres capaces de atraer al más escéptico.
    Para llegar al lugar, la manera ideal es a través de un camino sobre las aguas conocido por los cubanos como pedraplén, de 48 kilómetros, que parte del poblado de Caibarién, en el norte de la central provincia de Villa Clara.
    Cayo Santa María, Ensenachos y Las Brujas son los tres únicos islotes cubanos unidos entre sí por viales, obra constructiva destacada por el Premio Iberoamericano Puente de Alcántara debido al respeto del medio ambiente y su largo trayecto desde la Bahía de Buenavista, Reserva Natural de la Biosfera.
    Entre los atractivos de este destino está además del disfrute que propone el sol y la playa, el buceo, el snorkeling, los paseos en yate y otras excursiones, que suman en total más de 30 opciones recreativas de diferente tipo.
    Esos tres cayos, con Santa María como eje y mas reclamado por los visitantes extranjeros, cuentan con más de dos mil habitaciones en hoteles cinco hoteles, de una arquitectura muy acorde con el entorno.
    Muy atractiva para el turista resulta la propuesta de una marina con catamaranes y varios tipos de embarcaciones, de donde se parte cada día a excursiones, buceo contemplativo y pesca.