Recife

La capital del estado de Pernambuco nació en la hoz de los ríos Capibaribe y Beberibe, como un poblado de pescadores, pero creció y se convirtió más tarde en la sede del gobierno. Es llamada la "Venecia brasileña" por sus puentes, canales y ríos. Sólo en el centro de la ciudad existen 39 puentes que cruzan más de 50 canales. Debe su nombre a un arrecife que protege todas las playas de la ciudad. El arte y la cultura empapan la vida en general y se reflejan en sus casas, iglesias y fuertes antiguos. El recorrido del centro histórico puede iniciarse en la Plaza de la República, donde se encuentra el Teatro Santa Isabel y el Palacio de Gobierno. Detrás de un paredón de edificios modernos, se esconde el Pátio de São Pedro, con casas coloniales de los siglos XVIII y XIX alrededor de la catedral de São Pedro. La vieja cárcel ha sido transformada en un centro de cultura popular, con tiendas de encajes, alfombras, artesanía de pita y paja, bordados y cerámicas. Muy cerca el Fuerte das 5 Pontas, que acoge al Museo de la Ciudad, donde se muestran fotografías y mapas la historia de la ciudad. A unos pasos está el Mercado de San José, el mayor centro de alimentos de Pernambuco y la Basilica de Nossa Senhora da Penha. En el Museo del Hombre del Nordeste, un significativo acervo remite al visitante al pasado, a la cultura del azúcar y a lo más genuino del arte popular pernambucano. A 16 km, a orillas del río Capibaribe, se encuentra el estudio-museo del artista plástico Francisco Brennand, en un antiguo ingenio de azúcar restaurado por él. Este museo es llamado también "Catedral del Arte", y en él están expuestas dos mil piezas del artista. Recife, es centro de cultura y folklore, con su música y ritmos, festivales y artes. En carnavales arrastra a más de un millón de personas por las calles de la ciudad. La Casa da Cultura de Recife, cerca de la estación de metro, es uno de los mejores sitios para disfrutar del espectáculo de música y danza tradicional, mientras que en La Galería, podrá contemplar una colección permanente con más de 2.000 piezas diversas. La capital pernambucana se ha convertido en un importante centro turístico, gracias al desarrollo de zonas como la de Boa Viagem, al sur de la ciudad, considerada la Copacabana de Pernambuco. Aquí se ubican los mejores hoteles, restaurantes, clubs y centros nocturnos. Las mejores playas se encuentran hacia el sur y destacan la playa de Sao José da Coroa Grande, Tamandaré y, 7 km más al sur, la famosa playa de Porto de Galinhas, de aguas transparentes y encantadoras bahías. Desde la capital se puede hacer el viaje en avión hacia el Archipiélago de Fernando de Noronha (a 525 km de la costa).

Tips

One of the shopping streets in Phillipsburg is known as Little Switzerland.